La novia de don Quijote

DISTRIBUCIÓN EN EXTREMADURA

Después de la muerte de don Quijote, las esperanzas de Dulcinea del Toboso de casarse como Dios manda están casi tan desaparecidas como el hidalgo. Y todavía más si en realidad te llamas Aldonza Lorenzo, no eres dama, joven ni bella, y trabajas de camarera en un mesón cervantino, cerca de la autovía, en algún lugar de la Mancha. Dulcinea se dispone a atravesar su particular duelo en el que se rebela contra el personaje que Cervantes le atribuyó en la novela. Con humor, con ironía, con emoción y con descreimiento desvela algunos insospechados acontecimientos que no aparecen en el Quijote, en especial la misteriosa historia de amor entre una pastora que le susurra a las ovejas y un hidalgo que lee novelas de caballerías. Pero tal vez el principal misterio sea la verdadera identidad que se esconde tras la propia Aldonza…

VÍDEO:

 

DESCARGAS: