PINOCCHIO

Nada más ser creado por Geppetto, Pinocho se plantea algunas dudas; “¿Qué o quién soy? ¿Qué pinto yo en este mundo? ¿Qué debería hacer?” Para responder a estas preguntas, comienza un viaje que le llevará de lo real a lo imaginario, del submundo de la novela picaresca, a la fábula con animales, de la prisión, al fondo del mar, de una herrería de provincias al falso mágico mundo de Quimérica, el paraíso del consumo. Muchos escenarios, muchos personajes, mucha acción.

 La búsqueda de patrones de comportamiento y de señas de identidad es la  constante. Pinocho se dedica a hacer  lo que le han recomendado; aprender de lo que va viendo, de lo que se encuentra, de la vida. Y cuando se enfrenta al monstruo marino y salva a Gepetto, es cuando descubre al fin el lugar en el que su vida resultará satisfactoria para él y los demás. La historia es circular, como en el original.

Hemos mantenido muchos de los elementos que Collodi elaboró para su inmortal historia. Pero también la hemos puesto al día. Nos hemos olvidado – voluntariamente- de la estética almibarada que a veces acompaña a sus montajes.  Nuestro Pinocho es moderno, trash, algo punk, callejero, preocupado por temas más actuales e instalado en el siglo XXI. Le  hemos cambiado la estética porque el público de hoy tampoco es el que leía a Collodi, y nos atrae mucho la idea de encontrar nuevos códigos para contar las historias por muy clásicas que sean.

Hemos interpretado desde la actualidad, el espíritu rebelde que siempre distinguió a Collodi. Creemos – sinceramente- que él estaría de acuerdo.

VÍDEO:

DESCARGAS:

Toda la información Aquí.